Cargando Eventos

Durante la época de vendimia, La Seca se presenta como un destino enoturístico para todos los amantes de la cultura del vino a través de sus Rutas Verdejas: Monumental, Viñedos y Bodegas.

Desde hace unos días la vendimia 2020 ha comenzado en tierras bañadas por la Denominación de Origen Rueda y Ruta del Vino de Rueda, donde, con intensidad,  se alargará hasta mediados del mes de septiembre. Por ello, en el municipio de La Seca, se observa un continuo movimiento de trabajadores y maquinaria, propio de esta intensa y mágica época del año para este pueblo eminentemente vitivinicultor.

Acogido a la Denominación de Origen Rueda y poseedor de la máxima extensión de viñedo, sus cerca de tres mil quinientas hectáreas son recogidas de forma manual mediante selección previa durante las horas más tempranas del día, y otros, ayudados por las máquinas durante las noches. Todo ello pensado de tal modo, que la uva sufra lo mínimo posible y sea recibida en bodega con las óptimas condiciones. En muchos casos, y con motivo de la trayectoria vitivinícola lasecana desde el inicio de la plantación de vides en el s. XVI, hablamos de uvas procedentes de viñedos singulares de gran valor e incluso, aunque de manera testimonial,  de viñedos prefiloxéricos. Es decir, anterior a la fatídica filoxera (finales s. XIX e inicio del s. XX) que asoló el país.

Una tradición vitivinícola heredada a lo largo de generaciones, que ha forjado una identidad patrimonial propia, con especial huella en nuestro legado monumental y paisajístico de viñedos que durante los próximos días se ponen a disposición de los visitantes a través de las Rutas Verdejas:

Ruta Monumental. Mediante reserva previa con la Oficina de Turismo y de forma gratuita, el visitante descubrirá la trayectoria histórica local y su estrecha vinculación a la época más sobresaliente del cultivo de la vid a través de sus monumentos más relevantes:   Interior del Ayuntamiento (obra sobre plano del arquitecto Ventura Rodríguez, 1791-1794) su planta superior donde acoge las obras ganadoras del Premio Sarmiento de Pintura.  Centro neurálgico de la Plaza de La Seca, los 11 arcos de La Cilla y la réplica del tercer cuerpo de la torre de la Iglesia. Para finalizar con el recorrido interior de ésta, Nuestra Señora de la Asunción (obra de Gil de Hontañón de mediados del s. XVI) con especial atención a sus grandes joyas como el órgano barroco de mayor esplendor (Antonio Ruiz, 1792), la pintura “El bautismo de Cristo” Luis Gil Ranz, discípulo de Goya.  Obras de Alejo de Vahía como la Virgen de la Pera o el Cristo Crucificado.

Ruta de Viñedos y Bodegas. Tras una primera parada histórica, es el momento de descubrir la trayectoria vitivinícola en época de vendimia a través de las bodegas y viñedos locales. Subterráneas e innovadoras, así es el carácter de las bodegas locales donde prima el cuidado por la materia prima de la vid, especialmente la verdejo. Propuesta especiales a reservar previamente con la propia bodega.

  • Bodega Campo Eliseo: Diferentes propuestas donde combinar viñedo y bodega. Visita su casa solariega del s. XVIII, a 12 metros de profundidad y recorrer los pasadizos de su bodega subterránea en perfecto estado de conservación.  Descubrir así los tipos de elaboración de vino a la vez que degustas cualquiera de ellos en su terraza o salones señoriales.
  • Bodega Javier Sanz Viticultor: Quinta generación dedicada a la recuperación de variedades extintas y elaboración de afamados vinos. El visitante, podrá disfrutar de varios tipos de propuestas que pasan por el disfrute de sus viñedos prefiloxéricos hasta llegar a su lagar antiguo, donde conocer aperos de labranza y posterior degustación de sus vinos.
  • Bodegas José Pariente: Desde 1998, la familia de Bodegas José Pariente mantiene una hoja de ruta muy clara: la innovación y vanguardia, el respeto por la viña y su minucioso cuidado, y la firme apuesta por la investigación y desarrollo que muestra a través de sus propuestas de visitas. Especial atención a sus viñedos y secretos de elaboración de afamados vinos blancos.
  • Bodega Menade by Secala: Sexta generación de una familia dedicada al vino en Rueda y La Seca, pioneros en cuanto a filosofía orgánica en la zona. Varias propuestas que recogen la historia de los hermanos Sanz con parada en galerías subterráneas en Menade by Secala, bodega del s. XIX y posterior instalación de elaboración en Rueda, con una mirada muy atenta a la naturaleza, 100% ecológica.
  • Bodega Solar de Muñosancho-PRIUS: Desde los años 90, los hermanos González Huerta asentaron su proyecto entre siglos de historia lasecana, a través de su bodega subterránea, y su instalación de elaboración en la planta superior. Sus propuestas ofrecen recorrer éstas galerías con opción de salida al viñedo y posterior degustación de sus afamados vinos blancos y tintos.

En definitiva, una oportunidad para descubrir  la trayectoria vitivinícola de este municipio a través del patrimonio monumental con especial arraigo en el cuidado del viñedo y elaboración de vinos en las bodegas y que también, se combina a la perfección con la oferta gastronómica local.

Más información en turismo@ayuntamientolaseca.com / 686 657035 / facebook.com/TurismoLaSeca

El visitante deberá tener en cuenta el cumplimiento del protocolo de seguridad e higiene frente al contagio de la COVID-19  «aquí».  La Seca, destino seguro

*El transcurso de las tareas de vendimia, podrán alterar el tipo de visita en bodegas y viñedos.