El Ayuntamiento de La Seca (Valladolid), municipio vitivinicultor, que congrega veinte bodegas en su término municipal dentro del marco de la Denominación de Origen Rueda y más de 3.300 hectáreas de viñedo, ya hizo en 2018 y 2019 una propuesta dirigida al sector del vino de Castilla y León y a las instituciones: Promocionar que el día 23 de abril, Día de Castilla y León, se adquiera la costumbre y tradición de regalar vino entre los vecinos de la región de Castilla y León. Vino de cualquier territorio de la región y de cualquier variedad.

El sector del vino, que recoge la sabiduría vital de las gentes de la región, transmitida entre generaciones de viticultores, enólogos y bodegueros y que sin entender de límites administrativos, es un elemento identificador de la geografía de Castilla y León, tanto en el paisaje, como en el acervo cultural y actualmente sector económico en amplio crecimiento y expansión comercial internacional.

Los vinos de Castilla y León, tanto los acogidos a los diferentes Consejos Reguladores, como a las marcas y sellos de calidad, cada vez más obtienen éxitos y son reconocidos mundialmente. Las nueve provincias de nuestra comunidad sostienen la esencia de la cultura del vino; y así sucede casi en cualquiera de los rincones de nuestra región. No sólo con la producción vitivinícola, sino con el elemento patrimonial vinculado a la arquitectura del vino. El vino además permite diversificar sectores que repercuten económicamente en nuestra región, como es el turístico, desde el enoturismo, especialmente vinculado a las Rutas del Vino.

Por todo ello y, como reconocimiento los viticultores, enólogos, bodegueros y todas las personas vinculadas al sector del vino que con su trabajo y emprendimiento han llevado a nuestros vinos a todo el mundo, el alcalde de La Seca, Gregorio Bayón, vuelve a proponer por tercer año consecutivo que el Día de Castilla y León, el 23 de abril, sea un día en el que los castellanos y leoneses se regalen vino, haciendo énfasis de que esta propuesta está dirigida a las personas mayores de edad y enfocada desde el consumo responsable de alcohol.

El deseo del Ayuntamiento de La Seca es que el concepto de regalar vino el día 23 de abril, Día de Castilla y León, sea una tradición que arraigue entre las relaciones personales. Regalar vino es una muestra de reconocimiento personal, y más valor tiene que ese vino sea de Castilla y León en el día 23 de abril.

Con el objetivo de que haya un mensaje viral en redes sociales se propone el hashtag #RegalaVinoCyL23abril, aunque cualquier fórmula, campaña, idea y recursos que se puedan emplear, serán positivas porque es una idea, una propuesta y un reto, para compartir entre todos. El alcalde de La Seca insiste por tercer año consecutivo en una propuesta que desea que cale entre la sociedad de Castilla y León, más concretamente en el sector del vino, que puede impulsar esta idea y concepto con creatividad y desde la capacidad para comunicar las bondades de nuestra tierra. El pasado año se sumó el Consejo Regulador de Rueda con una campaña específica y para este año, el hecho de que la Ciudad Europea del Vino sea Aranda de Duero, en plena Ribera del Duero y en territorio de Castilla y León, puede ser un impulso.

Es una propuesta abierta a todos los territorios y vecinos de la región, y está fuera de cualquier localismo o interés particular. Una propuesta que nace desde un pueblo vitivinicultor del medio rural de Castilla y León. Esta propuesta además permite poner en valor a un medio rural y su tejido productivo, en estos momentos en los que la realidad demográfica de la España rural, y de Castilla y León en particular, está visible y con una sensibilización generalizada.