Desde la Asociación El Realejo junto con el equipo del taller de organería de Joaquín Lois en Tordesillas, con la presencia de Aníbal Cabezas y Justino Rodríguez, se han ejecutado las tareas de armonización y afinación del órgano barroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Una pieza instrumental que es una joya a juicio de las personas expertas en la materia, y también a juicio de los propios organistas que tienen la posibilidad de acceder a su sonoridad.

Estas tareas de armonización y afinación se ejecutan anualmente y en esta ocasión, como preámbulo del curso de la Academia Internacional de Órgano en Castilla y que se desarrollará entre el 17 y 22 de agosto en Tordesillas, Nava del Rey, Rueda y La Seca, concretamente aprovechando la riqueza instrumental y patrimonial de los órganos de estos municipios.

No habrá audiciones abiertas al público, según la organización, aunque sí que habrá un trabajo práctico entre profesores y alumnos en torno al instrumento en la Iglesia Parroquial.

El órgano barroco (1792) de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es una valiosa pieza obra del taller del organero Antonio Ruiz, natural de Torquemada (Palencia) y que en toda su estructura interna y externa conforma una obra de artesanía e ingeniería musical con una sonoridad extraordinaria.

Hay que agradecer también las facilidades para que se puedan ejecutar estos trabajos por parte del párroco Jesús García Gañán