Los libros en La Seca y Rueda merecen una segunda vida, y una vez usados, llegar a nuevos lectores. Ambos Ayuntamientos son receptores de donaciones particulares de libros que llegan para ser usados en sendas bibliotecas municipales. Una vez filtrados, los que ya están catalogados, no cumplen esa función para la que fueron donados: Engrosar el catálogo de las bibliotecas. Esto da lugar a que se acumulen libros en cajas en los archivos municipales, sin un uso adecuado. Para dar una segunda oportunidad a estos libros, desde La Seca y Rueda, a través de las áreas de Cultura y Turismo, han diseñado una actividad que conjuga la actividad física moderada, la lectura, el intercambio y estrechar lazos ambos municipios.

“Letreando” es el nombre de la actividad y consiste en hacer el trayecto, desde Rueda o desde La Seca, a través de la Ruta Senderista PRC-VA34 que une ambos municipios (4 kilómetros) bajo el nombre de “Ruta del Vino de Rueda”. Durante el trayecto, los paseantes podrán encontrar bolsas con libros que estarán escondidas en el recorrido, entre los viñedos.

En total habrá 100 libros disponibles para otros tantos paseantes, dado que la actividad ha tenido una gran acogida en ambos municipios. Se ha llenado con 50 personas de cada municipio. De 09.00 a 13.00 los paseantes tendrán tiempo para hacer el recorrido, de forma individual, o en grupos de convivencia, además de tener las correspondientes medidas de seguridad frente al Covid.

Los paseantes que salgan de La Seca, acudirán a la Oficina de Turismo de Rueda, dónde se les sellará el libro, como justificante de que se ha hecho ese primer recorrido. En la Oficina de Turismo de Rueda podrán visitar la exposición “Viaje a la historia de un legado” del vecino rodense Antonio Pariente. Además los mayores de edad podrán degustar un vino de la villa de Rueda y recibir un obsequio del Ayuntamiento.

Los vecinos de Rueda que vayan a La Seca pasarán por la Oficina de Turismo en el Ayuntamiento de La Seca, donde también se sellará su libro. Podrán disfrutar en el Patio Interior de la Casa Consistorial, obra de Ventura Rodríguez, de la exposición de modelismo naval y artículos de navegación “Barcos surcando viñedos” del lasecano José Gorjón Recio. Además degustarán un vino de La Seca y recibirán un obsequio del Ayuntamiento.

Los vecinos de ambos municipios, disfrutarán de la misma recepción en sendas oficinas de turismo en sus pueblos de origen, al acabar el circuito. Sellarán también el libro, y los que hayan completado el paso por ambas oficinas, participarán en un sorteo de 4 lotes de botellas de vino de la Ruta del Vino de Rueda y dos copas de la misma entidad. La Ruta del Vino de Rueda se ha sumado así, junto a ambos ayuntamientos a una actividad coordinada a tres bandas, que permite además conocer un recurso como es el de la Ruta Senderista que transcurre entre viñedos. Las personas que hagan todo el recorrido habrán sumado 8 kilómetros en un tramo sin apenas dificultad. La Ruta del Vino de Rueda, además de unir a La Seca y Rueda, también suma a Medina del Campo, en un recorrido que en total suma 40 kilómetros en circular.

La Seca y Rueda ya han organizado más actividades similares, antes de la pandemia, como las Marchas por la Igualdad y contra la violencia de género, o la Marcha de los Abrazos que se celebra el primer día laborable de cada año, y los vecinos de uno y otro pueblo se juntan en mitad del camino para abrazarse y desearse un buen año nuevo mientras degustan chocolate y bizcochos. Una vez pasen las restricciones de la pandemia se podrán volver a programar estas actividades.